QUIÉNES SOMOS

Cellularline es actualmente la marca de referencia a nivel europeo del mercado de los accesorios para smartphones y tabletas.

La empresa de Reggio Emilia Cellularline S.p.A. nació en 1990 como sociedad de distribución de los primeros teléfonos móviles. La marca debe hoy su liderazgo a una experiencia de más de veinticinco años en el sector de la telefonía.

Fue precisamente la escasa autonomía de los teléfonos E-TACS durante los primeros años la que empujó a Cellularline S.p.A. a fabricar accesorios para los teléfonos móviles, en especial cargadores de batería de coche y a lanzar una marca dedicada.

Poco después y gracias al éxito de la iniciativa, Cellularline S.p.A. empezó a fabricar de manera estable accesorios para los teléfonos móviles, abandonó la distribución de los teléfonos, consolidó de esta manera su presencia en Italia y empezó a exportar al extranjero.

En 2005, Cellularline S.p.A. se convirtió en un grupo, articulando con éxito su liderazgo igualmente en canales de distribución y sectores nuevos, con accesorios, además de para smartphones, también para tabletas y lectores Mp3.

Además, la mayoría de la compañía fue adquirida en 2013 por L Capital, fondo de capital privado del Grupo LVMH, marcando así una nueva andadura en la evolución hacia la internacionalización y la consolidación de la marca: además de las cuatro sedes europeas (en Italia, Francia, España y Suiza), la compañía puede preciarse hoy de una distribución intercontinental de la marca Cellularline en más de sesenta países.

Gracias a una estrategia cuidadosa de producto que se basa en la excelencia de la calidad, el diseño y la innovación, Cellularline propone soluciones que siguen las tendencias de la tecnología, en el intento constante de conjugar prestaciones óptimas y un uso sencillo.